Cómo debatir correctamente

por | agosto 20, 2018

 

En el caso de que le toque enfrentar un debate, recuerde que éste puede ser muy enriquecedor para las partes involucradas, si se practica adecuadamente. Aquí te enseñaremos cómo debatir.

Se supone que el objetivo del mismo es llegar al esclarecimiento de algún punto de importancia, y por eso, cuando nos toca debatir a nosotros, tenemos que tener una buena estrategia para lograr la meta de convencer a nuestro público u oponente.

Para empezar, es importante asegurarse de que lo que estamos sosteniendo es verdadero. Los puntos de vista, ideas o emociones no sirven para un debate, dado que se intenta llegar a una conclusión real y no conversar plácidamente del sentir de cada quien.

Por esto, intente ingresar al debate con estos puntos bien claros de cómo debatir:

1) Usted tiene razón, y es importante que sienta seguridad al respecto. Si no hay tal seguridad, la posibilidad de convencer al resto es mas bien baja.

2) Tenga un argumento central fuerte, en el cual se basa cada cierto tiempo para debilitar los puntos menores de la oposición. No se trata de repetir como un loro, sino de volver a la raíz cada vez que la discusión parece descarrilarse, como es usual en los debates.

3) Refute. Si le han dado un hecho o dato incorrecto, refútelo. Si dan un ejemplo sin relevancia, refútelo. Usted busca convencer, y para ello es importante recordar el primer punto: usted tiene razón y el/los otro/s está/n equivocado/s.

4) Si necesita más tiempo, haga un resumen de lo dicho hasta entonces. Un buen resumen no sólo encuentra puntos a re-considerar, que pueden haberse pasado por alto, sino que además le otorga algo de tiempo para encontrar un nuevo argumento o rebatir una falacia.

5) Nunca insulte a su oposición – no importa cuánto desee hacerlo, ¡no lo haga! – Si desea descargar su enojo, hágalo contra el falso argumento. No use ataques personales si desea ganar.

6) Tenga pasión. Crea en lo que está diciendo y probablemente ganará. Hable desde su corazón, pero también use el conocimiento lógico y académico que haga falta.

Estos son algunos puntos a considerar para el caso de que usted necesite imponer una idea por la importancia de la misma, o porque con ello puede conseguir aclarar un error o demostrar su conocimiento sobre alguna materia.

Debatir no es malo de por sí, si no tiene la intención de aplastar al prójimo, con el sólo fin de aumentar el ego propio. Recuerde, el objetivo es alcanzar la verdad, y usted puede lograrlo con inteligencia y estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *